LECCIONES RESULTANTES DEL APRESAMIENTO DEL ALTO MANDO MILITAR

Entre otros factores, la crisis intelectual que caracterizó al Alto Mando  no le permitió escudriñar la situación de indefección económica que comenzó a sufrir el Estado boliviano particularmente desde mediados de los años 80′ cuando comenzó a declinar dramáticamente el precio del estaño, considerado como principal sostén de la economía nacional, junto a los hidrocarburos.

Su mentalidad, con relación a su misión constitucional, estaba constreñida a defender legal y mecánicamente al gobierno de turno y actuó en consecuencia y pagó por ello. Esa chatura intelectual le impidió percatarse que estaba sistemáticamente sosteniendo en  el poder con sus bayonetas a un gobierno que no obstante de ser boliviano, había venido atentando precisamente contra EL DESARROLLO, SEGURIDAD Y DEFENSA NACIONALES.

El primer y nítido indicio sobre la conducta traidora a la patria, fue que el MNR se dio a la tarea de enajenar los recursos naturales y empresas estratégicas, dejando al Estado con estas medidas, sin basamento económico, subsecuentemente, tornando vulnerable su estabilidad política, económica y social. Un efecto inmediato, fue el masivo éxodo de miles de bolivianos hacia otros países.

De haberse los Altos Mandos de sucesivas épocas, percatado que estaban defendiendo legalmente a un partido gobernante y sin embargo, traidor a los altos intereses nacionales y por tanto ILEGÍTIMO, su reacción debió haber sido el de recomendar primero, la no enajenación de nuestros recursos estratégicos y luego, al no ser considerada su recomendación, advertir sobre sus consecuencias nefastas para Bolivia y finalmente, hasta pedir su relevo en señal de protesta O DERROCARLO, PARA EVITAR QUE ESE GOBIERNO CONTINUARA DESTRUYENDO AL ESTADO. La advertencia constitucional en sentido que LAS FF.AA. NO DELIBERAN, debió ser profundamente analizada y luego cuestionada por los militares en sendas reuniones de guarnición,  particularmente  en esas dos coyunturas tan dramáticas por las que atravesó Bolivia,  como fueron LA GUERRA DEL AGUA Y LA GUERRA DEL GAS.

Tuvo que ser – una vez más – que el grueso del pueblo boliviano se percatara que los últimos gobiernos del MNR, incluso desde el MIR, eran los principales enemigos del Estado boliviano, en contubernio con la rapaz águila imperialista (cuándo no).

El reciente encarcelamiento de una parte del Alto Mando debiera ser tomando en cuenta como una valiosa lección a ser aprehendida por los futuros Altos Mandos, en realidad por todos los que visten y vestirán el uniforme militar: EL DE ESTAR SIEMPRE AL LADO DE SU PUEBLO, EL DE DEFENDER A ULTRANZA LOS ALTOS INTERESES DEL ESTADO; LAS SEIS MISIONES QUE TIENEN LAS FF.AA. les permiten amplia libertad de acción para adecuar su conducta institucional e individual por encima de la letra muerta de la Constitución Política del Estado.

Sin embargo, ser intelectualmente apto como  para identificar a los verdaderos enemigos del Estado boliviano no es suficiente; hace falta cierta dosis de patriotismo, valentía y de renunciamiento a privilegios. La máxima que se reza en los cuarteles: “PRIMERO LA PATRIA, DESPUÉS LA PATRIA Y SIEMPRE LA PATRIA”,  no puede ser un mero slogan; las palabras tienen que ser coincidentes con los actos.

OPERACION “POLERAS VERDES”

En los primeros días del mes de julio de 1972, el Batallón de Cadetes del Colegio Militar fue dotado de poleras de color verde. Una semana más tarde, todos los cadetes de Primer año decidieron ponerle un nombre a su deserción masiva, como: “Operación Poleras Verdes”.

Por entonces, el suscrito era cadete del Curso Básico, esto porque aún no era bachiller. En el Primer Año revistaban los cadetes que ingresaron al Colegio Militar, siendo ya, bachilleres. Lo que en común teníamos ambos niveles, era que todos éramos cadete nuevos y designados como “sarnas”, “mostrencos”, “perros”, “sapos”, etc.

En las primeras semanas de nuestra estadía en esa academia militar, el efectivo de ambos niveles era algo más de 300, número que fue reduciéndose con el trasncurrir de las semanas y meses, hasta que para el mes de junio, ambos paralelos del Curso Básico (Básico “A” y “B”), tenía un efectivo 52 cadetes y los cursos Primero “A” y Primero “B”, eran 58, haciendo un total general de 109 “sarnas”…… El resto y desde principios de año, en su mayoría habían desertado al no poder resistir tanto maltrato físico brindado por los cadetes de cursos superiores.

Así llegó la primera semana del mes de julio. Mi persona se desempeñaba como “Encargado de Curso” (del Básico “A”) y como tal ocupaba el primer pupitre adyacente a la puerta de ingreso al aula. Uuna mañana de esas, cuando el profesor de turno aún no se había hecho presente, Meruvia asomó su cabeza y me dijo:

“Que su curso; (se refería a los dos paralelos del Primer Curso), había decidido desertar esa noche por el salvaje e inadmisible trato del que éramos objeto casi a diario y que ni los judíos los habían recibido de sus carceleros, los nazis”.

Dejé que expusiera sus argumentos y cuando terminó, escuetamente le respondí:

“En mi curso no existen cobardes, si vamos a abandonar el Colegio Militar lo haremos en ataúd”.

A continuación cerré la puerta.

Esa noche a las 21:00 – como todas las noches – tocó la corneta para el “Parte de Retreta”. Como pocas veces, en esa oportunidad no “chocolateamos”, es decir, no nos hicieron trotar alrededor del patio de honor con las manos en la nuca, impulsados por cinturones o con lo que tenían a la mano, nuestros “brigadieres”. Por supuesto que de los chocolates masivos nadie se salvaba, ni siquiera los cadetes de Tercer año, aunque el trato hacia ellos y debido a su antigüedad, era más suave; recuerdo que algunas veces no trotaban, los mantenían plantoneando mientras el resto hacía crujir con sus botas o botines, el ya desportillado pavimento del patio de honor.

Luego de controlar que nadie faltaba a esa formación, el Capitán de Servicio hizo escuchar su hermosa orden: “Batallón buenas noches” y la respuesta al unísono y a todo pulmón fue: “Buenas noches mi teniente”. A continuación, el oficial gritó su orden de: “Conducir” y fuimos conducidos a nuestros dormitorios entonando alguna canción, como por ejemplo: “vamos a dormir, dormir, dormir…..”.

Esa misma noche y tres horas más tarde – a las 24:00 – se produjo otra formación. Esta vez los cadetes del Primer Año, individualmente y sigilosamente abandonaron sus dormitorios y se dirigieron a la parte tracera del Colegio Militar que colinda con Calacoto y formaron para ser controlados por uno de ellos. Todos vestían uniformes incluido sus flamantes poleras verdes. Verificaron si se habían hecho presentes todos; pero no, faltaba uno que había decidido no desertar y como la consigna era desertar todos o nadie, decidieron abortar la operación y retornaron a sus dormitorios, se pusieron sus pijamas y se acostaron “de costado derecho”, como era la norma.

Ese intento fallido de deserción, se mantuvo en secreto por varias semanas.

A Meruvia, el instigador a la deserción no eran precisamente virtudes las que adornaban su personalidad. Meses más tarde fue dado de baja. Muchos años después, lo vimos como diputado por el MIR; llegó a trabajar en el área de mantenimiento dd vehículos de la alcaldía de la ciudad de La Paz de donde fue expulsado al ser sorprendido vendiendo autopartes de los vehículos. Unos meses antes – en 1988 – cuando los tanquistas del Regimiento Calama nos dirigíamos al Colegio Militar para participar en la celebración de creacion del Ejército, lo vi a Meruvia ataviado con su uniforme de gala – chaqueta azul, colán blanco y botas negras- montando en caballo y desplazándose por la avenida de Irpavi, posiblemente retornaba del club hípico “Los Sargentos”.

Decía líneas arriba que la operación “Poleras verdes” se llevó a cabo en los primeros días de julio de 1972.

Unos doce días más tarde, – el 14 de julio – nuestros brigadieres, cuyo efectivo era 52, SE AMOTINARON. Decidieron todos y nada menos que a vista y paciencia de los oficiales, abandonar el Colegio Militar por la puerta principal y se dirigieron a pie hasta el Gran Cuartel de Miraflores a exponer las razones de su amotinamiento. Se podría decir que desertaron por dignidad, pues, algún oficial se atrevió a chocolatearlos delante de todos sus cadetes subalternos. Tan humillante trato a los cadetes de último cuso que con tanto sacrificio se habían ganado un trato deferente, no fue de su agrado A partir de ese día no los volví a ver, sino, hasta el mes de febrero del siguiente año cuando retornaron de los cuarteles donde habían sido destinados en situación de castigo.

Para los más sarnas, fue una bendición que los brigadieres abandonaran el Colegio Militar, porque con seguridad y más temprano que tarde, se hubieran anoticiado del intento de deserción del Primer Año y ya me imagino el calvario por el que hubiésemos tenido que atravesar culpables e inocentes y quizás por ello, el efectivo de “los sarnas” hubiese mermado más.

Como el Colegio Militar ya no contaba con brigadieres, tomaron el mando del Ejército y de la Naval (que por entonces convivíamos en el mismo instituto), los cadetes navales de tercer año, más conocidos como LOS SIETE MACHOS, esto, porque los brigadieres navales se encontraban en algún punto del planeta realizando sus prácticas marítimas en barcos argentinos. Tampoco se encontraban en Bolivia los cadetes de tercer año del Ejército porque habían viajado al Canal de Panamá a recibir entrenamiento especializado.

Por consiguiente, LOS SIETE MACHOS y desde el 15 de julio de 1972 y hasta fin de año y sin ser todavía “brigadieres”, se convirtieron en los nuevos amos del Colegio Militar.

Sucedió algo más – entre muchos otros hechos – ese mismo año de1972.

Resulta que en uno de esos frecuentes chocolates, el Capitán Caballero, al observar cómo saltábamos hacia arriba desde la posición de cuclillas, le dijo a otro oficial y a viva voz: “!Mirá, estos sarnas parecen Apaches!!!”. Desde entonces y para siempre, adoptamos ese mote como nombre de guerra. Lo interesante es que cada cuatro tandas de ese instituto, automáticamente reciben como herencia, el mismo apodo. Por ejemplo, cuando mi tanda llegó a último año, nuestros sarnitas adoptaron ese nombre de guerra y los sarnas de nuestros sarnas, lo volvieron a heredar y así, sucesivamente hasta el presente año.

Quizás no esté exagerando al afirmar que mi tanda – la de los primeros “Apaches” – fue y desde que se fundó el Colegio Militar, la que más sufrió debido a esa rutina de extremo mal trato del que fuimos objeto.

Para finalizar:

Cada rincón del Colegio Militar alberga una particular historia triste y hasta dramática, matizadas por cierto, de momentos placenteros, como fueron los casos de incontables aventuras de amor y otras locuras practicadas por esos jóvenes cadetes, algunos de ellos casi niños, quienes supieron vencer todo tipo de obstáculos en su propósito de cumplir su juramento de consagrar su vida al servicio de su país.

“Se debe dar otro rol al militar”

 (Articulo escrito en respuesta a: “Se debe dar otro rol al militar”, planteado por Ex” Defensor del Pueblo”.

 

No se olvide esta premisa:

“El poder militar es el brazo armado del Estado y esta última es administrada por el gobierno de turno”. Por tanto, política y juridicamente, todo gobierno también emite políticas militares para el desenvolvimiento del poder militar. Ejemplo: Una política militar del actual gobierno es emplear a las FF.AA. en tareas de lucha contra el contrabando y contra el narcotráfico; otra política es asignarle la tarea de pago del Bono Juancito Pinto.

En un régimen democrático, las FF.AA. NO DELIBERAN, solo acatan órdenes, les guste o no les guste; es decir, mientras sus miembros se encuentren bajo banderas, no pueden utilizar a las FF.AA. en contra de los deseos del gobernante de turno, la ley no se los permite.

Por otro lado. en los últimos tiempos y a nivel internacional, la preservacion de la democracia  ha venido siendo reforzada con  nuevas leyes o acuerdos, como es el caso de UNASUR que por decisión  común de sus miembros, rechazan todo intento de alterar el régimen democrático de los Estados miembros  y la rechazarán no reconociendo al gobierno de facto instaurado.

En este sentido, el Ex Defensor del Pueblo, no necesita recordarles a los militares que se olviden de reeditar golpes de Estado; los militares están concientes de sus consecuencias individuales, institucionales y estatales si se aventuraran nuevamente a tomar las armas contra su propio pueblo. No solamente se percataron de ello por los vientos de cambio hoy por hoy imperantes  en el régimen jurídirico internacional, sino, porque estos temas los ABORDAN ACADEMICAMENTE en los distintos niveles de formación y especialización al que son sometidos en sus largos 30 años de servicio.

Si bien la Constitución Política del Estado es un gran atajo contra los golpes de Estado, sin embargo, los militares también están concientes que si sucediera un caso parecido al del régimen de Gonzalo Sánchez de Lozada cuando pretendió vender el recurso estratégico del gas al Estado chileno y para ello no dudó en emplear a su poder militar para hacer cumplir esta política provando de por medio un poco más de medio centenar de muertos, las autoridades principalaes de las FF.AA. NO LO OBEDECERAN porque estará claro para ellos, que tal régimen es antinacional y lo derrocarán o apoyarán su derrocamiento por el pueblo , tal cual sucedió recientemente en Egipto.

Por lo dicho, los viejos golpes de Estado han pasado al basurero de la historia. Hoy por hoy, la mentalidad militar boliviana está vaciada en los moldes de la defensa de la soberanía nacional. Han pasado los tiempos en que en países como Bolivia, era suficiente que el Agregado Militar de EE.UU. – apenas del grado de Mayor – impusiera en estos gobiernos, los mandantos del país del norte.

En el presente y más que nunca antes, Bolivia es soberana y este ideario está materializado en pensamiento y acción, en las nuevas generaciones de militares. Lo que sí, todavía falta consolidar en el cerebro y corazón de los militares bolivianos, es que: El PRINCIPAL ENEMIGO DE BOLIVIA, ES EE.UU.

Para ventura de los países subdesarrollados,  a nivel planetario viene renaciendo y con un contenido distinto al periodo de la guerra fría, la bipolaridad, es decir, el enfrentamiento sino ideológico; pero, sí, político, y económico, donde EE.UU. y sus aliados y sus instituciones como el BID y el FMI, ya no son los patrones. Estos aspectos tampoco son desconocidos por los militares que ansían como el grueso del pueblo boliviano marginado en el pasado de la administración estatal,  que Bolivia de un salto cualitativo en su desarrollo en general, CON SOBERANIA.

Por lo expresado. El señor ex Defensor del Pueblo, debiera despojar su temor que las FF.AA. albergan en su seno a elementos de mentalidad golpista.

Lo único que desean las FF.AA. es abocarse a su rol PRINCIPAL en tiempos de paz: ENTRENAR A SUS CUADROS E INSTRUIR A SUS SOLDADOS, para ello, requieren contar con material bélico renovado y con tecnología de punta. Tales factores le permitirá finalmente a la institución armada elaborar, si se quiere rediseñar, su propia  CIENCIA Y ARTE, o lo que es lo mismo: ESTRUCTURAR UNA DOCTRINA MILITAR AUTÉNTICA, orientada a la consecuciòn – en este caso mediante la aplicación del poder militar – de los objetivos geopoliticos nacionales y de gobierno.

Cabe hacer notar que cuando empleamos el término geopolítico, nos estamos refiriendo a intereses verdaderamente nacionales y no de grupo o individuales; critero este con el que se ha venido administrando el Estado desde su fundación, hasta el año 2005 inclusive, con honrosas excepciones en ese periodo.

2 DE ABRIL. ANIVERSARIO DE LA GUERRA DE LAS MALVINAS.!HONORY GLORIA A LA ARTILLERIA ARGENTINA!!!

El 13 de mayo de 1982, en Puerto Stanley fue desembarcado de un avión Hércules el primer cañón remolcado Sofma de industria argentina; es una enorme mole de 10 metros de largo, de un calibre de 155 milímetros y de 40 kilómetros de alcance; cada granada pesa 43 kilos.

A partir del 16 de mayo los barcos ingleses ya no podrían impunemente cañonear a las posiciones argentinas, desde largas distancias.

Después que los tres cañones Sofma comenzaron a participar en los combates a medida que arribaban desde el puerto continental transportados furtivamente en  aviones Hércules, los ingleses llegaron a constatar el infernal ruido que provocaban sus disparos, en comparación a los “Oto Melaras” que semejaban a un enano.

Los testimonios de los soldados ingleses así lo confirman como estos relatos:

 “Todas las informaciones dejaban entrever que los argentinos se servían de las elevaciones para atrincherarse y preparar las mejores posiciones defensivas. El área quedaba dentro del alcance de los grandes cañones calibre 155mm que los argentinos desplazaban constantemente desde una base a otra alrededor de Stanley”.

“Los cañones argentinos que estaban situados alrededor de Stanley, seguían causando estragos entre las posiciones británicas. Son unos cachorros endemoniadamente malos y desagradables. Te escupen un proyectil y estoquean toda la zona”.

“Los fuegos de las baterías enemigas fueron muy efectivas. Finalmente tuvimos muchas dificultades para localizar los cañones enemigos. Disparamos muchos proyectiles sobre posiciones simuladas. Demasiado tarde nos dimos cuenta que tirábamos sobre viejas cubiertas que simulaban ser cañones, cubiertas por telas de enmascaramiento. Fueron muy buenos para engañarnos”.

“Las tropas británicas enfrentaron a una dura artillería de 155mm, que dejó tirados a heridos y muertos, pertenecientes a las unidades de asalto”.

El comandante inglés, preocupado por el efecto que venían ocasionando los cañones argentinos desde larguísima distancia, dispuso que aviones Harrier dotados de granadas de racimo los destruyeran; pero, no pudieron silenciar a esas moles de acero que constantemente eran remolcados de un punto a otro para escapar de los radares, además  que se cuidaron de instalar anteladamente, posiciones simuladas a donde fueron a caer lluvias de artillería inglesa y cohetes aire- tierra.

A partir del 11 de junio los duelos de artillería entre ambos adversarios se hicieron más intensos. Los ingleses disparaban con sus bocas de artillería naval y de campaña transportados mediante helicópteros de un punto a otro. El cuarto cañón Sofma, recién desembarcado en Puerto Stanley,  ese monstruo de 155 milímetros – también de dotación en el ejército boliviano – no llegó a ser empleado porque la campaña ya estaba perdida.

Varios artilleros murieron en estos duelos y también los observadores adelantados eran buscados por los radares. Uno de estos, el teniente Ramos, antes de morir, le dio parte al teniente coronel Martín Balza, comandante de la Artillería argentina, de este modo:

“Esto es un infierno. Hay granadas de iluminación nuestras y de los ingleses. Se escuchaban gritos desaforados por todos lados”.

Un soldado, auxiliar del teniente Ramos logró replegarse e informó que su teniente, herido en una rodilla, había muerto combatiendo con una ametralladora que logró capturar.

Una vez concluida la campaña, el almirante Moore indagó entre los prisioneros artilleros argentinos si contaban con radares, pues, su puesto comando fue objeto de ataques con granadas de artillería. La respuesta fue que solamente se valieron del examen de situación de inteligencia y de informaciones proporcionadas por los observadores adelantados.

En la Campaña de las Malvinas, alrededor de 60 cañones argentinos Oto Melera de 105 mm. vomitaron sus granadas hasta agotar toda su dotación y a su turno, tres cañones Sofma de 155 mm. pusieron a raya los avances ingleses.

En esa época, las FF.AA. bolivianas también se aprestaron a intervenir en apoyo de las FF.AA. argentinas, pues, una fuente altamente confiable y desde el propio Estado Mayor Chileno, informó al ejército boliviano que aquél, aprovechando que su par argentino se hallaba enfrascado en su campaña con los ingleses, lo atacaría mediante una maniobra de envolvimiento por el flanco izquierdo, esto es, penetrando en territorio boliviano. Para hacer frente a esta amenaza, un centenar de piezas antitanque de flamante adquisición y distribuidas en dos Divisiones, aguardaban en el norte la orden de dislocarse en puntos preestablecidos para emboscar y desencadenar el infierno entre los tanques chilenos dentro del territorio nacional y saldar de este modo, viejas cuentas pendientes.

CON ESTE PEDAZO DE HISTORIA DE LA CAMPAÑA DE LAS MALVINAS, SALUDO EN TAN ESPECIALÍSIMA OPORTUNIDAD,  A LOS VALIENTES CAMARADAS ARTILLEROS ARGENTINOS.

Atte.

Coronel Diego Martínez Estévez

OFICIAL DEL EJERCITO BOLIVIANO

COMENTARIO A: Militares socialistas de charretera

(A lo publicado  el domingo, 28 de noviembre de 2010, en :

http://hoybolivia.com/Blog.php?IdBlog=36388):

 

Todo aquél militar que estuvo sirviendo a la patria bajo la dominación encubierta de EE.UU., esto es, desde fines del primer gobierno del MNR hasta diciembre de 2005, considero que no tiene ninguna moral para criticar a  ningún militar boliviano como obsecuente servidor de un “régimen populista”.

Cada vez que algún militar jubilado o del servicio activo chilla, grita, sobre “el obsecuente servilismo” del Alto Mando de turno hacia ese supuesto “régimen populista” “pro – chavista o cubana”, le pregunto:

¿Qué hizo Ud. cuando veía que sus FF.AA. o su Fuerza en particular, eran mandoneadas por un simple Mayor quien fungía como Agregado Militar de EE.UU. acreditado en Bolivia?

¿Qué hizo Ud. cuando sus propias FF.AA. y quizás Ud. mismo,  disparaban contra sus ex – soldados que solamente querían más salario, más pan y un trato más digno, incluso, evitaban con su sangre que el gas boliviano fuera a parar a manos chilenas?

Es bien fácil criticar desde el palco, olvidándose que alguna vez fuimos actores de ese período histórico boliviano – de regímenes “democráticos” y dictatoriales de tan obsecuente servilismo, al peor opresor y asesino del mundo: el gobierno de EE.UU.

¿Que hicieron por defender los intereses de Bolivia,  como fue el caso de la denominada “capitalización” de los recursos estratégicos del Estado,  aquellos que ahora condenan el supuesto y “obsecuente servilismo” del Alto Mando Militar o de alguno de sus componentes?

En una cosa estoy de acuerdo con el articulista:

En que los militares, encontrándose en el servicio activo, no pueden emitir declaraciones políticas o de connotaciones políticas.

Es muy cierto que el actual Comandante de Ejército, desconoce el abc del marxismo como para percatarse si el Estado boliviano a través del actual gobierno, es socialista o se encamina hacia el socialismo. ! Por supuesto que el Estado boliviano  no tiene un ápice de socialista ni se encamina hacia el!!!

Lo que no entiende el General Cueto y tampoco el articulista, es que el Estado boliviano – con el gobierno de Morales – ha retomado las sendas de la DOCTRINA NACIONALISTA y que el articulista como el Gral Cueto y algunos miles más, no se percatan; lo confunden con socialista o “izquierdista”, (“izquierdista”, como sinónimo de socialista o comunista).

Tampoco el Estado venezolano se encamina hacia el socialismo, a pesar de los discursos de tinte socialista del ideológicamente despistado Chávez.

Por supuesto que es censurable el discurso del Gral Cueto al declarar al Ejército como anticapitalista (siendo su país, en el fondo y de forma, capitalista) o antiimperialista. Su desconocimiento en este tema tan complejo de comprender, le impidió decir lo  mismo; pero, de otra manera y bajo un enfoque estrictamente militar.

Hay otro punto en que no concuerdo con el articulista, cuando éste, caracteriza al actual gobierno como “populista”.  Un  gobierno populista, es por antonomasia demagógico y hasta bonapartista. Sin embargo, en el caso del MAS, nada le es característico de populista, pues, lo que ofertó durante su campaña, lo viene cumpliendo e incluso va más allá. Un sólo ejemplo entre cientos: Un gobierno populista y en el caso de Bolivia – jamás hubiera incrementado las reservas estratégicas monetarias de 1.200 millones de dólares, a 9.300, EN SOLO CINCO AÑOS, además de haber financiado y ejecutado tantas obras grandes y pequeñas, que sobrepasan a las encaradas en los últimos 30 o más años por los distintos gobiernos. Regímenes estos, que al parecer al articulista, no se le antoja que hubieran sido populistas.

O quizá el articulista llama populista por el sólo hecho que el MAS se apoya en la gran mayoría de los bolivianos; los más de ellos que no usan corbata.

!Pero, si este país es de campesinos!!!! El 90 por ciento son campesinos o somos descendientes de ellos.

Descolonizarse intelectual  y moralmente;  paralelamente, continuar haciendo esfuerzos por  ser íntegros en nuestros actos cotidianos – sean estos profesionales o estrictamente personales – son dosis de valores que a todos quienes abrazamos la Carrera de las Armas, al parecer y en alguna medida, nos hacen falta, donde el suscrito – obviamente – se sitúa en primera fila para aspirar a descolonizarse intelectual y moralmente y por defecto, pensar con cerebro propio. .

Atte.:

diegomartinezestevez.spaces.live.com

COMENTARIO A: El comentario realizado por Víctor Rivas con relación a Patria o muerte venceremos

(A lo publicado en : http://www.hi5.com/friend/group/displayTopic.do?groupId=2278492&topicId=18862145&offset=0)


Buenas tardes apreciado Victor Rivas.

 

Después de leer tu comentario, paso a aclararte cierta particularidad del
gobierno de Evo Morales.

 

Como dice uno de los teóricos más versado que tuvimos: René Savaleta
Mercado (que a la sazón fue uno de los admiradores del Che y que incluso quiso
alistarse a su guerrilla en 1967 con su grupo Espartacu), Bolivia es un país abigarrado. Es decir, es un conglomerado de
naciones donde conviven indígenas, campesinos y mestizos.

 

De esa suerte de pluriculturalidad que caracteriza al Estado boliviano, el
gobierno de Morales está conformado por campesinos y citadinos, de hombres
ricos y pobres, de quienes usan perfume francés y de quienes no las usan, en
fin, de diversas clases sociales.

 

No es un gobierno indigenista y menos pretende hacer rodar la rueda de la
historia para llevar a Bolivia, a los tiempos de los incas o cosa por el
estilo.

 

El mismo Evo, en reiteradas oportunidades comentó que su gran aspiración es
convertir a Bolivia, en una Suiza altamente desarrollada.

 

Te comento que en las últimas elecciones donde fue ratificado como
Presidente con un 64 % del total del electorado, votó por él, incluso una gran
mayoría del empresariado boliviano, entre ellos, aquella gente que tiene su
residencia en la más esclusiva zona de la ciudad de La Paz; en dicha zona, los
hijos de "los ricos", hasta fuerzan su acento para tratar de hablar
como si fueran extranjeros o "gringos".

 

Ya mencioné en mis dos anteriores comentarios, que Bolivia, desde que Evo
Morales asumió el poder el 6 de enero de 2006, viene dando pasos agigantados en
su desarrollo. Baste decir – entre muchísimos ejemplos – que el año que viene,
cualquier persona radicadaen el más recóndito lugar del territorio boliviano,
podrá comunicarse con el mundo entero, a través de su celular y esto fue,
porque el gobierno nacionalizó la Empresa Nacional de Telecomunicaciones
(ENTEL). Cuando esta empresa se encontraba en manos transnacionales, se negaba
a instalar antenas en aquellas regiones no rentables económicamente. Con el lanzamiento
del Satélite boliviano desde China en dos años más, gozaremos de múltiples
ventajas que brinda esta maravilla tecnológica.

 

Por otro lado. Cuando das a entender que fueron oficiales norteamericanos
quienes comandando a los rangers bolivianos capturaron al Che, ESO ES FALSO DE
CABO A RABO.

 

Pues, cuando los rangers bolivianos y al mando DE OFICIALES BOLIVIANOS,
ingresaron a la zona de operaciones el 24 de septiembre de 1967, la guerrilla
del Che ya había sido derrotada por las fuerzas REGULARES (No rangers). Tácticamente
tratando el asunto, el Che cometió su último y gravísimo error, ya que en su
huida, se internó en un terreno con escasa vegetación, esto es, donde no podía
sustraerse de la mirada de campesinos que lo delataron y los rangers que patrullaban
por esa zona, lo acorralaron y lo capturaron.

 

Fue el propio ejército boliviano, casi vestido en harapos, que le dio lucha
al Che desde febrero hasta finales de octubre de ese año. ….. los rangers,
ingresaron a comerse el postre…

 

La CIA, lo único que hizo, fue indagar si el Che comandaba esa guerrilla,
además lo que hizo, fue entrenar en labores de Inteligencia, a un grupo de
oficiales, suboficiales, sargentos y a algunos campesinos de la región, para
que patrullaran el terreno buscando información sobre apariciones de los
guerrilleros.

 

Es imposible considerar a Evo Morales como un “indigenista resentido que pretende erradicar la cultura
latinoamericana”
. Es todo lo contrario: la modernidad ya se viene dejando sentir
en todo el andamiaje boliviano.

 

Un indígena resentido, jamás celebraría los 15 años de su hija, con una
fiesta a la usanza de una fiesta francesa,

 

Al gobierno de Evo Morales lo acusaron primero de terrorista, luego de
narcotraficante, de comunista. También lo acusan de dictador y conculcador de
derechos (ya son 120 bolivianos los que huyeron del país para eludir la cárcel
por corruptos y por ese hecho, Evo es conceptuado como dictador y conculcador
de derechos) y ahora, se incorpora una novísima acusación: “indígena resentido que pretende erradicar la
cultura latinomericana”.


¿De qué más se lo acusará?


  http://diegomartinezestevez.spaces.live.com/feed.rss


COMENTARIO A: La Seguridad y Defensa en Bolivia, y los cambios que impulsa Evo Morales

(A lo publicado por Mariano Bartolomé, en:  http://www.analitica.com/va/internacionales/opinion/7504246.asp)

Bolivia era una
nación de naciones; es decir, un Estado en construcción que hasta finales de
2005, se edificaba muy lentamente. El paquete de 15 leyes relacionados con la
Defensa y Seguridad del Estado y que muy pronto será objeto de debate en la
Asamblea Plurinacional, constituye un fuerte indicio de aceleración en pos de
su modernidad. Con la anterior Constitución Política del Estado, las FF.AA.
recibían seis misiones constitucionales y que para su cumplimiento, no recibían
el presupuesto respectivo. En el futuro y con la Ley del Fondo de Defensa, y siempre
en relación a una mejor y mayor especificidad de las tareas o misiones a
cumplir, las FF.AA. bolivianas podrán finalmente acometer sus funciones de
manera efectivas.

Estas leyes
aclaran y sistematizan el empleo del brazo armado del Estado en ciertas
situaciones, además le asignan nuevos roles, como son las nuevas amenazas
contra el Estado. Así por ejemplo, no sólo el narcotráfico, sino, el masivo
contrabando que sabotea a la industria boliviana, será también objeto de
control militar.

Todas estas leyes
fueron diseñadas en gran parte por militares – varios de ellos abogados –  quienes  a través de los años, tanto en la Escuela de
Comando y Estado Mayor y  Escuela de
Altos Estudios Nacionales y también de manera muy personal, fueron madurando
estas ideas, siempre con el propósito que el Estado boliviano alcanzara su
desarrollo pleno y gozara de una seguridad relativa, fundamentalmente ante amenazas
externas.

Cabe aclarar una
vez más, que el contenido de estas leyes, no fueron una copia o emulación  al
Estado venezolano y /o Chileno,  al contrario, es un producto auténticamente
boliviano.

Estas leyes
trasuntan el pensamiento geopolítico de los uniformados, esto es y entre otras
variables, la defensa a ultranza de los intereses del Estado y que el
gobernante de turno, tendría que estar a tono.

http://diegomartinezestevez.spaces.live.com/feed.rss